Los Beneficios del Yoga

Ponte en froma

El yoga mejora la condición física general. Aumenta la flexibilidad en músculos y articulaciones fortaleciendo toda la musculatura corporal; aumenta la densidad ósea y la capacidad respiratoria (según el estudio arriba mencionado, la mitad de los practicantes reportan mejora de su estado general de salud). Estos resultados se consiguen a través de una práctica respetuosa con el propio cuerpo, que no lo fuerza ni lo daña, si no que lo escucha y lo sana.

La práctica del yoga te estimulará para controlar el ansia de comer compulsivamente. Te ayuda a comer mejor y en menos cantidades por lo que es ideal tanto para bajar unos kilos como para el control del peso.

Aumenta nuestra autoestima

Hacer yoga sirve para confiar más en ti y mejorar tu autoestima.

Más allá de la práctica, toda la filosofía del yoga nos enseña a centrarnos en mejorar cuerpo, mente y espíritu y esto se notará en nuestra autoestima como consecuencia directa.

¿Y en qué deriva tener una buena autoestima?

En empatizar con los demás, en tener sentimientos de gratitud con el resto, compasión y en saber pedir y aceptar el perdón.

Una persona relajada, feliz, que confía en sí misma y con estabilidad emocional es capaz de generar mucha más confianza en nuestras relaciones diarias.

Pero estos beneficios del yoga no solo te afectan a ti, sino que tú harás que otras personas se contagien de tu actitud.

Conoce tu cuerpo

El yoga te ayuda a que conozcas tu cuerpo: es un camino hacia la observación y el autoconocimiento. Con la práctica atenta y consciente aprendes a observar y escuchar tu cuerpo. Al comienzo se atiende a la postura, al alineamiento, a las partes del cuerpo que se están estirando… Luego la escucha corporal se hace más profunda, pudiendo llegar a capas mentales. Muchas formas de ejercicio modernas están carentes de la finura de la conciencia corporal que aporta el yoga.

Además de todo lo anterior, las posturas de yoga nos ayudan a tener una mejor postura en nuestro día a día. Tanto es así que muchísimos médicos y fisioterapeutas recomiendan realizar yoga o pilates para aliviar dolores e incluso para corregir problemas de espalda, de crecimiento o de articulaciones.

Cuidate por dentro

El yoga te cuida por dentro: mediante las posturas que adoptamos al practicar yoga, se producen contracciones y estiramientos en los músculos, pero también presiones en los órganos y glándulas, que facilitan su correcto funcionamiento. Diversos sistemas corporales son beneficiados.

No todo el yoga es aeróbico pero muchas posturas y tipos como el vinyasa yoga se realizan más vigorosamente y en movimiento. Esto nos ayuda a mejorar el acondicionamiento cardiovascular y a regular las constantes cardíacas necesarias para estar sanos y evitar ataques al corazón u otras enfermedades cardiovasculares.

Una vez más, varios estudios científicos han demostrado que practicar yoga baja los latidos del corazón y lo hace más fuerte.

Por no hablar del estudio del descenso de la presión arterial gracias a posturas como el Savasana (también conocida como la postura de la relajación profunda consciente) de la revista “The Lancet”.

Reduce el estres

El yoga reduce el estrés y te ayuda a encontrar calma en tu vida. Junto con la flexibilidad, es uno de los beneficios más reportados por los practicantes. En los tiempos modernos, resulta difícil encontrar un momento de descanso e interiorización en nuestras apretadas agendas, repletas de quehaceres, obligaciones y compromisos. El yoga nos brinda la oportunidad de buscar y encontrar el espacio interior de calma y recogimiento que nos dará fortaleza y seguridad. Los beneficios a nivel psicológico que nos da la práctica regular del yoga son muchos, pues ayuda a serenar la mente y a superar el estrés, la ansiedad y la depresión. El mejor funcionamiento orgánico y energético que facilita tiene gran influencia en diversos aspectos, también emocionales.

Alivia el dolor

Es un hecho que el yoga alivia el dolor y es por ello que además de ser una disciplina muy realizada, es tan recomendado por especialistas en diversos campos de la medicina y la salud.

Ya hemos hablado de la importancia del yoga en mantener una postura correcta. Tal y como contábamos antes, el yoga se ha convertido en una disciplina muy recomendada como tratamiento eficaz para el dolor de espalda crónico e incluso para otras dolencias como dolores y contracturas musculares.

Varios estudios han vuelto a confirmar que las posturas de yoga, junto con la respiración y la meditación, alivian el dolor de la espalda, de artritis, fibromialgia, tendinitis, contracturas, y un montón de dolencias más.

Así que, el beneficio del yoga de aliviar el dolor es uno de los más útiles para todos aquellas personas que quieran realizar un deporte mientras se recuperan de alguna lesión o alivian los dolores de alguna enfermedad ósea o muscular.

Unete al mundo del yoga

Descubre un mundo de paz y relax constante